Precauciones en las Observaciones Astronómicas

En principio, no hay requisitos especiales para asistir y participar en esta actividad. Sin embargo, es aconsejable estar mínimamente preparado para que la observación se pueda realizar de la manera más segura y satisfactoria posible. A continuación detallamos algunas de las precauciones a tener en cuenta:

 

Precaución 1: De noche hace frío

Puede parecer obvio, pero la mayoría de las observaciones astronómicas se llevan a cabo de noche, y muy probablemente en entornos naturales poco poblados. Incluso en fechas veraniegas y en regiones típicamente calurosas como Andalucía, por las noches puede hacer bastante frío.

Por lo tanto, siempre que vayamos a observar el cielo de noche (especialmente si la observación es en Sierra Nevada), debemos llevar ropa de abrigo adecuada: abrigo, guantes, bufanda, gorro… Es mucho mejor que sobre ropa a que falte.

Este factor cobra especial relevancia cuando a la observación acuden niños. Hay que tener en cuenta que si por no ir correctamente abrigado se empieza a sentir frío, estaremos más pendientes de buscar calor que de la propia observación.

 

Precaución 2: Comida y bebida

Las observaciones astronómicas usualmente comienzan al anochecer y pueden terminar bien entrada la madrugada (o al amanecer, dependiendo del ánimo de los observadores). Es conveniente, por tanto, llevar algo de comer. Son especialmente recomendables las bebidas calientes (te, café…) y alguna comida ligera que no requiera de utensilios y sea fácil de comer en la oscuridad (bocadillos o similares).

Por otro lado hay que tener la precaución de no comer cerca del instrumental astronómico, que es muy sensible a la suciedad.

 

Precaución 3: Oscuridad

Nuestros ojos tardan unos 20 minutos en adaptarse a la total oscuridad. No es conveniente por tanto encender linternas muy brillantes que arruinarían esa adaptación de nuestra visión y dificultaría la observación de objetos a través del telescopio.

Por otro lado, tenemos la necesidad de ver bien por donde nos movemos por ejemplo para ir de un telescopio a otro y para evitar tropezar con las baterías o cables que hay por el suelo
Para poder movernos con total seguridad y al mismo tiempo no deslumbrar a los demás asistentes, se aconseja el uso de una pequeña linterna con luz roja o una normal tapada con  celofán rojo y apuntando en la medida de lo posible hacia el suelo.

 

Precaución 4: El material astronómico es delicado

No fumarEl material astronómico es en general delicado (contiene elementos ópticos y electrónicos muy sensibles), con lo que hay que tratarlo con la máxima delicadeza y cuidado, y siguiendo siempre las instrucciones del monitor / operador. Algunos de los telescopios pueden requerir el uso de una escalera o al menos un escalón para poder usarlos, con lo que en todo momento hay que evitar movimientos bruscos para evitar caídas.

En algunos casos el material puede tener partes plásticas o de madera, con lo que puede arder en contacto con una llama. Por eso, se pide encarecidamente NO FUMAR cerca del material astronómico. Esta es una de las normas más importantes y se recordará mediante carteles puestos en el momento de la observación.

Finalmente y como recomendación no menos importante, preferimos que no se usen maquillaje en los ojos, especialmente los alargadores de pestañas. Estos productos tienen sustancias que pueden atacar las delicadísimas capas que bañan las lentes del ocular del telescopio. Esto supone un deterioro considerable de la calidad de imagen para el que observa después y nos obliga a limpiar la lente del ocular con mucha frecuencia.

Español